jueves, 12 de noviembre de 2020

 MADRE...

Hace mucho tiempo que no escribo nada. Hoy he empezado a leer un libro y la historia me ha recordado a ti. Nunca fuimos complices como madre e hija. Nunca me sentí querida por ti. Al contrario.. siempre noté el desprecio que sentias hacia mi. Desde que tengo uso de razón supe que no me querias, incluso que deseabas deshacerte de mi. Me sentia abandonada y despreciada. Recuerdo cuando salia del colegio en invierno, ya de noche, y tenia que subir sola a casa. Era un suplicio para mi. Tenia que ir por un camino largo y oscuro. Tardaba media hora en llegar a casa, y con seis añitos iba aterrada, sola, en la oscuridad temiendo que alguien malo me hiciese daño. A dia de hoy pienso que tenia un angel guardian que me guardaba de los peligros que me atenazaba el alma.

No entendia que no vinieras a buscarme, que no te preocuparas por cosas del colegio. Nunca fuiste a una reunion de padres.

Después, cuando fui adolescente seguia sintiendo tu rechazo hacia mi, y aun asi, te queria, aunque me convenciste de lo inutil que era, de que no servia para nada, de que nadie me iba a querer nunca, y asi me fui escondiendo igual que una tortuga en su caparazón.

Pensaba que si mis propia madre me decia esas cosas, tenia que ser cierto que yo no servia para nada y que no tenia derecho a vivir.

Y aún asi te queria, y mucho….

Durante casi toda mi vida me sentí rechazada por ti. Recuerdo que enfermé y estuve mas de catorce años enferma, sin poder salir de casa sola, porque estaba constantemente mareada, y con una depresión que me llevó incluso al suicidio. Solo queria morirme, y aun lo deseo, porque en mi interior pienso que no merezco vivir. Tú siempre me deseaste lo peor, y aunque me veias enferma, no dejabas de atormentarme.

Cuando tu no podias cuidar de ti misma, yo intenté hacerlo durante un tiempo, pero mis mareos y depresiones no me dejaban. Estaba tan mal que necesitaba que me cuidasen a mi.

Y ahi comenzó otro infierno para mi. Me echaste tierra encima… porque decias que yo tenia el deber de cuidarte, y aunque sabias que no podia, no dejaste de echarme toda la mierda que pudiste hasta que yo quedé muy mal ante todo el mundo, porque creyeron que todo lo que tu decias era cierto. Que yo tenia mucho cuento, que no estaba mala, que incluso te habia robado. No pude con mas, y tuve que alejarme de ti, y al hacerlo, todos se alejaron de mi tambien. Tu quedaste como una victima y yo como un verdugo.

¿Que ocurrió al fin?...Que al alejarme yo fui lo peor, me acusasteis de cosas que no eran ciertas, me echasteis al lodo e intentasteis hundirme más de lo que estaba.

Aún sigo con esas horribles depresiones… Creo que hasta el dia que me muera… cosa que le pido a Dios cada dia…

Hace casi dos años que te fuiste de este mundo, y nadie me avisó. Lloré por ti, porque queria que descansaras en paz, que Dios te perdonase porque yo ya lo hice.

Si es cierto que cuando morimos, vemos todo lo que le ocurre a los que quedan vivos, imagino que sabrás ver como me siento, como estoy… y que a pesar de todo te quiero porque eres mi sangre a pesar de todo tu rechazo hacia mi por el simple hecho de haber nacido mujer.

Fijate que ironia… te echo de menos… me encantaria tenerte conmigo y que me quisieras un poco, pero ya no hay marcha atrás. Todo es tiempo pasado y ya no volverá…

Lo unico que espero, si es que despues de la muerte nos reencarnamos en otro ser, me gustaria tener una familia grande que me quisiera y a quien querer porque tengo mucho amor para dar.

Madre… deseo que alla donde estés, seas feliz… que tengas todo lo mejor..

Quiero pensar que quizas me odiabas a mi, porque tu tampoco tuviste amor, y no sabias darlo… Quizas fue eso lo que hizo que me odiaras…

Sé feliz alla donde estés… Yo te quiero y siempre te quise…

Jamás se me pasaria por la cabeza culpar a alguien en falso solo para quedar como una victima…

Si yo hiciera eso no estaria en mis cabales…

Un beso y un abrazo madre. TE QUIERO SIEMPRE….



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog