miércoles, 4 de noviembre de 2015

MAGICA REALIDAD



MÁGICA REALIDAD


En el mundo mágico en el cual habito desde hace cientos de años fué donde conoci el verdadero amor... Te conoci a ti siendo apenas una niña... En cambio tú... ya eras un hombre hecho y derecho, un elfo hermoso y de una raza diferente, indomable. Los elfos de mi bosque son todos medianamente altos y rubios, con los ojos azules o verdes clarisimos, con miradas dulces y limpias, y con una dulzura impresionante muy parecidos o iguales a mi manera de ser. Soy un ser del bosque, una ninfa, o una hechicera como tú mismo me bautizaste. Te hipnotizaba el negro de mis cabellos, el verde esmeralda de mis ojos, mis alas doradas y entregadas al viento cuando vuelo. Te fascinaba la blancura y la suavidad de mi piel.Me decias que cuando cerrabas los ojos y acariciabas mi cara, se te asemejaba al mas suave terciopelo. A pesar de que tu me llevabas mas de cien años por aquel entonces, ya que yo rondaba los noventa desde mi nacimiento. A tu lado era un bebé, pero aún y asi me conquistaste, me enamoraste con tu misteriosa magia.Habias llegado a mi bosque, despues de muchos años de viajar por los mas hermosos bosques del mundo. Te enamoraste de nuestra magia y decidiste quedarte y crear aqui un hogar, una familia. Esa familia que ahora tenemos tu y yo y que vivirá eternamente en el bosque de la hechicera como tu lo bautizaste, al igual que a mi.La primera vez que te vi, fué el dia de tu llegada. Yo estaba en el rio que mana cerca de mi castillo. Era un dia soleado y caluroso; un dia que jamás olvidaré. Mil colores se alcanzaban a ver en aquella hermosa pradera en la cual, te vi por vez primera. Tu negro y rizado cabello peinado hacia atrás, recogido en una larga coleta con una cinta blanca como la nieve que adorna el paisaje en los crudos y hermosos inviernos. Una barba de varios dias oscurecia tu mandibula perfectamente formada, y tus cejas, oscuras y marcadas ensombrecian esos negrisimos ojos al cruzarse con mi verde mirada.Eras diferente a todos los elfos que habia conocido. Parecias un humano pero la expresion de tu cara y tu cuerpo albergaba el mas maravilloso de los elfos. Yo siempre habia soñado con ese cabello negro y rizado, con esa mirada oscura y penetrante que me cautivaba, y con esa altura de casi dos metros, con ese cuerpo tan grande y tan perfecto en el cual me habia sentido protegida como una mariposa dentro de su capullo.En el mismo momento en el que te vi, te reconoci, porque mis sueños te habian revelado y mis deseos por ser tuya, habian conseguido que tu me encontraras. No hubo palabras en aquellos momentos. Yo sabia que tú tambien me habias reconocido porque nuestras almas habian sido forjadas por el mismo dios que nos dió el poder de la magia.El rio en el cual me bañaba en esos momentos se abrió también para ti, y yo elevé mis brazos para recibirte. Tú entraste sin vacilar, y cuando llegaste a mi, me envolviste en tu impresionante cuerpo. Me senti plena y feliz, viva. Después de tanto soñarte... de tanto invocarte...estabas aqui, conmigo... regalandome el calor de tu cuerpo... de tus besos que tanto necesitaba.Ni siquiera podia imaginarme lo que iba a sentir cuando me besaras; ni siquiera en mis sueños me senti como aquella primera vez. Tu boca perfectamente formada... carnosa... se unió a la mia, y en ese momento se formaron destellos de mil colores que parecian formar un arcoiris desde nuestras bocas hasta la cascada que teniamos varios metros mas alla de nosotros.Me senti llena de magia. Noté que mis poderes mágicos se multiplicaban. Supe que en ese momento, nuestros dioses habian tocado con sus manos nuestras cabezas y nos habian regalado el don de la paz... del amor...el don de regalar a los demás todo lo hermoso de la vida.A pesar de que entonces ya viviamos en un mundo lleno de paz, ya que las guerras, las catastrofes, las injusticias y el dolor, las mentiras y los demonios habian desaparecido de la faz de la tierra, aun nos quedaban algunos brotes de viejas enfermedades que estaban matando a muchos pobladores del planeta. En el mismo momento de nuestra unión, los dioses nos regalaban a ti y a mi, el don de acabar con todas esas enfermedades, y asi fué que el mundo desde entonces fuera un remanso de paz y felicidad para todos.Cuando nuestros cuerpos se unieron en esa magia llamada amor, comenzaron a caer del cielo millones de estrellas, las cuales, al caer al rio, se transformaban en hermosas ninfas que adornaban el agua de los mas bellos colores. Comenzaron a volar por encima de los arboles regandolos con sus dorados y mágicos polvos de hadas. Asi, el bosque y el mundo renacieron de nuevo con más belleza aún si cabe. Frutos desconocidos y de todos los colores comenzaron a crecer en todos y cada uno de los arboles de nuestro bosque. Cada cual, con una propiedad beneficiosa para nuestros cuerpos y para nuestras vidas.Desde aquel entonces hace ya tantisimos años, seguimos tan enamorados como el primer dia. Nuestros descendientes son angeles que velan cada dia por todos y cada uno de nuestros magicos bosques. El amor mana de todos los rincones de este mágico lugar, de este mundo mágico que nos pertenece a todos... de este paraiso que al fin hemos conseguido disfrutar despues de miles de años de guerras... catastrofes naturales... injusticias... dolor...enfermedades...Todas esas calamidades quedaron atrás. Ahora solo nos queda disfrutar toda esa magia durante toda la eternidad, ya que ni siquiera la muerte existe para los humanos, en otros tiempos mortales.Nosotros con nuestra magia, con la cual hemos conocido tanta felicidad, la que nos ha costado miles de años conseguir, podemos respirar felices por tanto bien logrado.

Archivo del blog