martes, 22 de septiembre de 2015


REFLEXIÓN
Nunca entenderé a la mayoria de las personas. Es alucinante el comportamiento de la mayoria. Cuanto mejor se porta uno con los demás... más palos en el alma te dan.
Yo siempre he pensado que si encontrase a una persona buena, que me comprende... que se comporta bien conmigo... en fin.. una persona como Dios manda, haria lo imposible para no dejarla marchar. Me encantaria que los demás fuesen asi... porque asi soy yo.. pero...
cuando ves que te comportas de maravilla con las personas... cuando las escuchas sie stán mal... cuando las ayudas en todo lo que puedes... cuando te das completamente a ellas... al final... cuando las cosas las van bien... se olvidan de ti... te dejan como su fueras un kleenex de usar y tirar, y lo peor de todo es que tienen las santas narices de despues de que te han dejado tirada durante meses o incluso años... cuando las van las cosas de nuevo mal, vuelven a buscarte...
¿Y que pasa?..
pues que te lo hacen una y otra vez hasta que llega un dia que te cansas y les ignoras porque estás harta de que se rian de ti...
Entonces eres mala.. porque pasas de ellos o ellas.. porque ya no te interesa su amistad y les eliminas de tu pensamiento y de tu vida...
Y es que el hacer tanto bien y recibir tanto mal, te lleva a volverte callada... desconfiada... triste... y ya no confias en nadie..
Que pena que siempre te pagan con mal cuanto más bueno eres... 
Que pena que a una persona buena y debil la patean y repatean cada dos por tres...
En lugar de portarnos bien con quienes nos tratan bien... lo que el ser humano hace siempre es todo lo contrario, y lo digo por propia experiencia... 
Practicamente el 99 por ciento de las personas que se han cruzado en mi vida, han sido asi... pero bueno..  alla cada cual con su conciencia... Yo no soy asi... pero poco a poco me he ido cerrando y no será tan facil abrir de nuevo el corazón...
Yo respeto que haya personas que no estén de acuerdo conmigo pero asi soy... y ya no voy a cambiar...
Tengo muchos años y durante toda la vida he sido demasiado confiada y por eso me han hecho daño....

Archivo del blog