lunes, 6 de julio de 2015

DORMIDA


DORMIDA

Después de tanto caminar
por la oscuridad de la noche negra...
atravesé la puerta del arbol milenario
y en la orilla de la cascada mágica....
cansada... me recosté..
y dormi...
Las hadas velaron mis sueños...
en los que morabas tú...
Caminaba y no te encontraba...
estabas en tu castillo encerrado...
ciego en tu oscuridad
que no te dejaba ver la realidad..
No sentias el amor que en mi corazón vivia...
no veias la ternura en mi mirada..
y yo...  en mi sueño...
caminaba hacia ti...
besaba tus labios y tu piel acariciaba...
pero tú...
seguias sin ver...
sin sentir...
y yo... cada vez más cansada de tanto caminar...
perdiendo la esperanza
de que me llegaras a amar...
Me sentí ahogar...
senti el agua en mi cuerpo penetrar...
sin poder respirar..
Las hadas me sacaron de la tremenda oscuridad...
y me llevaron a tu castillo
y con su magia... te lograron despertar...
Y al fin tus ojos me miraron...
al fin tus labios me saborearon...
al fin...
me acariciaste con el amor deseado...
y fuí feliz de nuevo...
porque abriste las puertas del castillo
en el que te habias encerrado...
y la llave pusiste sobre mi corazón...
¡Las hadas con su magia
liberaron nuestras almas..
Ya no quedan temores
ni oscuridad..
sólo la luz y el amor que sentimos
reina en el bosque mágico...
dentro de nuestro arbol milenario..
y el amor recuperado para la eternidad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog