martes, 31 de agosto de 2010

HISTORIA DE UN BESO



HISTORIA DE UN BESO

Aquel dia amaneció con un sol radiante. Era uno de esos dias en los cuales se respira magia. Era muy temprano cuando los rayos del sol penetraron por mi ventana. Abri los ojos y la primera vision que tuve fué la del verdor del bosque, y la claridad de los rayos de ese sol que nos da luz y calor.
En esos momentos senti deseos de salir descalza y caminar por la hierba, aún humeda del rocio de la mañana. Tomé un vaso de agua antes de abrir la puerta para respirar aquel aire que tiene aromas a poleo y hierbabuena... a manzanilla y a menta.... Simplemente cerrando los ojos y sintiendo esos aromas, puedo soñar con principes y princesas medievales galopando con sus caballos por estos caminos llenos de magia.
Tomé el camino que me llevaba hacia la cumbre de la pequeña montaña, y mientras caminaba, hablaba mentalmente con todos y cada uno de los arboles que aparecian a mi paso.
De pronto, comenzó a tronar... el cielo azul se tornó en una gran nube gris, y comenzó a llover con furia. Me cobijé en una vieja cabaña que antaño habia sido habitada por un anciano fallecido hacia ya muchisimos años. La cabaña está casi en ruinas pero me sirvió para cobijarme dentro de ella mientras la lluvia caia con una furia increible.
Al entrar, me pareció escuchar un ruido. Pensé que seria algun animalillo que al igual que yo, se habia cobijado de la lluvia, pero cual fué mi sorpresa cuando ante mi, apareció un ser que parecia de otro mundo... de otro planeta, por la perfección de sus facciones... por el azul increible de su mirada... Alguien que no era humano... un ser tan especial, que mis ojos solo le veian a él... no veia nada mas...
Se acercó a mi, que estaba tiritando por la lluvia que me habia calado hasta los huesos, y con solo una caricia, secó mi ropa....
Me tomó entre sus brazos... me abrazó como nunca nadie me habia abrazado en la vida. Yo seguia hipnotizada con aquella vision, y con esa sensacion magica que me llevaba al cielo. En un arrebato de pasión, me aferré a su cuello y tambien lo abracé... Lo que ocurrió después fué pura magia...
Sus dulces labios se posaron suavemente en mi boca, en un timido beso... Yo me dejé hacer... El separó sus labios de mi boca, y con esos ojos azules, su mirada penetró hasta el fondo de mi alma... Me senti especial... mágica... feliz....
Su boca regresó a la mia... Yo lo estaba deseando, y me regaló el beso mas romantico... mas dulce... y mas hermoso de lo que yo hubiese podido nunca imaginar....
Su boca tenia el sabor de la canela dulce... Cerré los ojos y disfruté de ese beso hermoso y mágico que solamente una vez en la vida podemos disfrutar solo unos pocos afortunados.... y me quedé dormida...
Cuando desperté, habia dejado de llover... estaba sola... calada hasta los huesos y con un dulce sabor a canela en mi boca......

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog