martes, 25 de mayo de 2010

SABADO 22 DE MAYO. SON LAS CUATRO DE LA TARDE...


SABADO 22 DE MAYO. SON LAS CUATRO DE LA TARDE...
Que tranquilidad y que paz se respira en este lugar... mi lugar favorito. Los manzanos aunque tarde... ya están en flor... y los rosales dejan ver algunos capullos...Pronto tendremos rosas. Sobre la pared de piedra que protege el jardin nacen montones de florecillas silvestres... y musgo... El musgo me encanta... ese verdor tan intenso... esta por casi todo el jardin...La lavanda está totalmente verde. pronto nos regalará su flor y su aroma.Pensaba que la hierbaluisa se habia secado en este invierno tan duro que hemos tenido, pero tambien tiene brotes y su aroma es delicioso. Las viñas tambien estan brotando, y pronto lo cubriran todo y comenzaran a regalarnos sus frutos que madurarán en septiembre. El año pasado milagrosamente nacieron uvas dulces. Parece ser que nunca antes las habian dado. Al menos el anterior dueño asi nos lo hizo saber...Espero que este año sean igual de dulces y un poquito mas grandes.El gran ciruelo silvestre está enorme. Nos regala una sombra deliciosa. Ahora mismo escribo bajo sus sombra, ya que el sol está calentando demasiado ahora mismo.He traido flores para el nuevo jardin que hemos hecho, pero no sé si aguantarán una semana de calor y sin regarlas, ya que hasta el proximo fin de semana no volveremos. Esta tarde y mañana las regaré bien. Ahora mismo se ve precioso.Desde aqui diviso perfectamente el pantano. ¡Que diferente de el verano pasado, que bajó muchisimo... solamente quedó el cauce del rio por donde pudimos caminar y observar el pueblo en ruinas que hay bajo el pantano. Un puente medieval precioso que da una pena que esté ahi enterrado bajo el agua...El verano pasado pudimos conocerlo de primera mano. Quizas nunca más volvamos a ver el pantano tan bajo de agua. Ahora mismo está a rebosar pero aun y asi, el pisaje es hermoso.Por encima de mi, veo volar a las cigueñas... golondrinas... algun miruello... aguilas... infinidad de pajaros surcan el cielo.Hace un rato, cuando llegamos, hemos descubierto entre los arbustos un nido de miruello con cuatro huevos. Estaré atenta este verano a ver si nacen con bien, aunque no sé que pensar, ya que en la casa de enfrente hay mas de treinta gatos, y el nido está demasiado al alcance de ellos. Ojala no lo vean...Tambien hay verderones.. y jilgueros... es una delicia verlos... son tan bellos!...El año pasado criaron varios en nuestros arboles. Parece mentira que unos seres tan pequelitos puedan crer vidas... ¡el milagro de la vida!...El pequeño arce y el madroño que plantamos hace poquito tiempo, están brotando con fuerza... y el pequeño acebo, el cual trajimos casi seco las pasadas navidades, está lleno de hojas verdes.Ahora mismo me siento en el paraiso. Miro hacia un lado y veo el pantano a poca distancia... Miro hacia el otro lado y veo el bosque rebosannte de robles.El cielo está azul... No se ve ni una nube y escucho cantar al cu-cu.... Lleva asi toda la tarde.Cuando veniamos en el coche, hemos visto los campos de trigo verdes. Es muy relajante estar aqui. Necesito esta paz... esta tranquilidad... El sonido del silencio...

1 comentario:

  1. !!!! que descripcion !!!!
    !!!! que paz !!!
    !!!! que maravilla !!!

    ResponderEliminar

Archivo del blog