martes, 18 de mayo de 2010

CELOS


¿Como puedo confesarte mi amor por ti?...¿Como puedo decirte que por ti me siento morir?..... Ya no puedes escucharme... ya no puedes amarme... Jamás podré ya volver a tocarte.... a amarte....
Te fuiste tan lejos, que es imposible que retornes aqui... Me dejaste sola... herida de muerte...
Aquella fatidica noche en la cual los celos fueron los grande protagonistas, pero no unos celos cualquiera, sino, unos celos enfermizos... asesinos...
Cuando te conoci, estabas separandote de tu pareja... una mujer enferma de celos a la que ya no aguantabas mas... Ella no hacia mas que seguirte a todas partes... te suplicaba que no la dejaras, pero tu, que ya no podias mas, la dejaste.... huiste de tu ciudad a un lugar donde ella no pudiera encontrarte...
Y aqui, en esta gran ciudad nos encontramos casualmente tu y yo. Recuerdo que yo estaba sentada en la terraza de una cafeteria, absorta en mis pensamientos... sola...
De repente escuché como alguien se dirigia a mi: eras tu... me preguntabas si podias sentarte en mi mesa, ya que no habia ni una libre.....
Yo, te dije que si..
Te acomodaste y pediste un wisky doble.... Se te veia desencajado... triste.... pero no te pregunté nada... Te tomaste la copa y pediste otra. Cuando llevabas tres, y vi que pedias otra, te frené... te pedi por favor que no bebieses mas... que te iba a sentar mal...
Tu, como un niño, obedeciste aquella orden de una desconocida...
En aquel momento me contaste la vida que habias llevado con tu ex, el miedo que tenias de que te encontrase.... Yo no podia creer que los celos llegasen a ser tan enfermizos.
Yo te miraba a los ojos y veia a un niño asustado... tremendamente triste. No sé como se me ocurrió pero lo dije:
-¿Quieres compañia esta noche?.. Te invito a mi casa. Te preparare la cena y si lo deseas puedes quedarte a dormir. Tengo una habitacion libre.
-Si....
Simplemente dijiste eso... Si...
Y asi fué como comenzó nuestra historia de amor... Solo duró tres semanas pero fueron las tres semanas mas felices de mi vida...
Fué como una luna de miel... Al terminar el trabajo, saliamos a comer... a cenar... a pasear.... haciamos el amor todas las noches como si se nos fuera la vida en ello...
Pero llegó aquel fatidico dia... Ella te encontró... Nos encontró....
Comiamos en el restaurante, y de repente escuché lo que parecia una explosión... te vi caer al suelo... empapado en sangre.... Me agaché para socorrerte... y ella estaba alli... sonriendo maliciosamente... apuntandome con su pistola....Tu ya no me escuchabas... ya no me veias...Te habias ido ya....
Ella me disparó... y ya no recuerdo nada mas... Solo que desperté en el hospital llena de tubos.... Habia estado varios meses en coma... Poco a poco fui recordando, y poco a poco me fui recuperando de las heridas...
Hoy estoy aqui... ante tu tumba... llorando por tu ausencia... reclamandole a Dios...¿porque?...¿por que consintió que te fueras sin llevarme contigo?...
Ella está en el psiquiatrico... Ya es tarde para ti y para mi...
Te necesito...



5 comentarios:

  1. Los enfermizos celos, los que traspasan la línea de lo normal y aceptable, los que hacen respirar un ahogo diario...Sé muy bien lo que se vive con un ser así...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola,

    Los celos son siempre el instrumento certero que destruye la libertad interior y elimina en la compañía, toda la felicidad posible.

    Muy bonito tu blog, seguiré leyendo..

    Que tengas un buen dia, Saludos

    ResponderEliminar
  3. Taty... gracias de nuevo por dejar tu huella en mi humilde rincon virtual.
    Yo tambien sé lo que pueden llegar a hacer unos celos enfermizos....
    besosssssssss

    ResponderEliminar
  4. Hola Yack Crow....
    Totalmente de acuerdo contigo amigo. Me agrada muchisimo que te guste mi blog.
    Un beso...

    ResponderEliminar
  5. estamos esperando tus poemas hechicera...

    duelodebloggs@hotmail.com

    ResponderEliminar

Archivo del blog