domingo, 7 de marzo de 2010

RAUL (RELATO EROTICO)


RAUL
Era una mañana de domingo; la noche anterior desconecté el despertador para poder dormir hasta bien entrada la mañana. No deseaba madrugar, solo queria dormir, estar sola. El sabado habia tenido un altercado en la carretera con un tipo que me dio con el coche y me hizo sentir panico. Casi me voy al otro carril por donde venian varios coches. El hombre, se bajó de su coche y se puso como un energumeno, a pesar de que fue culpa suya. Yo le dije de todo, me causó una profunda irritacion y no pensé en lo que le decia.
Al final, todo se tranquilizo cuando llegó la policia y el hombre me pidio disculpas por su groseria y se fué, no sin antes dejarnos los telefonos y el seguro de su coche.
Pues bien, habia estado toda la noche en vela, pensando en aquel hombre que se me habia puesto como un jalisco. A media noche me llamo por telefono y me preguntó que como me sentia: Me dijo que se sentia muy culpable por lo mal que me habia tratado y se echaba todas las culpas. Le dije que por supuesto lo disculpaba en esos momentos de tension, y asi nos despedimos.
Eran casi las tres de la madrugada cuando él me llamó. Simplemente hablamos unos diez minutos y me pareció otra persona; incluso recorde cuando lo vi por primera vez que me parecio bastante atractivo. Pensando y pensando me quedé dormida hasta las doce del mediodia que me despertó de nuevo el telefono.
Era él de nuevo, y ahora tenia una voz dulce e incluso cariñosa. Me invitó a comer. Yo no sabia que decirle: en un principio le dije que no podia, porque necesitaba descansar, pero viendo que el insistia y se sentia tan culpable, accedi a salir con el a comer.
Quedamos que en un par de horas vendria a buscarme a casa.
Me levanté. me duché y me arreglé un poco para estar un poco decente, ya que el no dormir bien me habia provocado unas ojeras del copon.
Llegó puntual, llamó a la puerta y cuando abri, me quede petrificada.
No parecia el mismo de ayer. Era como un sueño: un hombre que aparentaba unos cuarenta años, de piel morena, con el cabello oscuro pero entrado ya en canas. Era guapisimo y tenia una dulzura en su cara, que ayer no me hubiese imaginado.
Le dejé pasar: Me sonrió con una sonrisa tan dulce que me dieron ganas de besarlo.
Le ofreci una copa, y me la rechazó: "prefiero cafe", me dijo. Preparé cafe y nos sentamos a tomarlo. Charlamos y charlamos y al fin entendi su reaccion del dia anterior. Habia tenido un altercado con su ex porque no le dejaba ver a los niños. Les habia puesto en su contra y no habia modo de que se les dejara ver, aun y cuando tenian la custodia compartida. Su hija, de tan solo seis años se quedó llorando porque queria irse con su papá y la madre no la dejó. Era su princesita, la unica de sus tres hijos que le adoraba. Ella queria irse a vivir con el pero la madre no lo consentia. Ella odiaba a Raul, que asi es como se llama este hombre. Me contó verdaderas calamidades que habia pasado con una mujer infiel y que lo trataba como a un perro, asique decidio separarse y ahi vino el dolor para el. Me contó su vida tan dura desde que era niño y bueno, yo no sabia que decirle.
Yo lo miraba y en sus ojos solo veia tristeza: unos ojos color miel, grandes, expresivos, pero llenos de tristeza.
Me acerqué a el y lo besé en la mejilla. No sé como pude hacerlo hacia una persona que habia conocido el dia anterior en esas circunstancias tan dolorosas para mi.
El se acurrucó en mi hombro y cerró los ojos. Yo tomé su cara con mis manos y lo acaricié. Asi estuvimos hasta que nos dimos cuente de que ya eran las cinco de la tarde y no habiamos comido aun.
Nos levantamos y tomamos su coche. La playa esta a unos cincuenta kilometros de mi ciudad pero nos pusimos de acuerdo y alla fuimos. El restaurante estaba a pie de playa, y desde la mesa veiamos el mar. Me encanta ver el mar, y le agradeci que me trajera a este lugar magico donde me siento tan bien.
Comimos, y despues nos bajamos a pasear por la playa. Hablamos y hablamos de todo un poco, de nuestras vidas.
La verdad es que segun lo iba conociendo me iba gustando mas.
Ya habia anochecido y aun estabamos paseando por aquella inmensa playa. Me tomó de la mano, me dijo que cerrase los ojos que tenia una sorpresa para mi.
Anduvimos unos cinco minutos y sin abrir los ojos noté que abria una puerta. Cuando abrio, me dijo: abre los ojos.
Abri los ojos y me vi en una casa pequeñita pero preciosa. Desde la puerta se divisaba un saloncito con una chimenea, y ya entrando, vi la cocina, la habitacion, el baño. Era una casite pequeña pero acogedora y sus paredes adornadas con cuadros de paisajes verdes llenos de magia pintados por el.
Me dijo que le encantaba pintar paisajes, y lo que mas le gustaba era ir al bosque a pintar los colores de todas las estaciones del año.
¡Que preciosidad! le dije. A mi tambien me encanta el bosque .
Pues te llevare otro dia...¿mañana?
Si!! me encantaria. tengo toda la semana libre en el trabajo, asique no tengo excusa para decirte que no.
¿Quieres que veamos una pelicula aqui en casa? Me encantaria que te quedaras a dormir aqui. ¿que dices?
Si, le dije, pensando para mis adentros que estaba loca pero es que me costaba separarme de Raul. Habia pasado un dia precioso con el y no deseaba que terminara.
El puso una pelicula de richard gere, concretamente oficial y caballero, una de mis favoritas por cierto.
Nos sentamos a verla en silencio. Raul me tomo la mano y no me la soltó en toda la pelicula. Yo estaba deseando que me besara. Deseaba hacer el amor con el, y creo que el se daba cuenta de ello, porque mientras tomaba mi mano yo temblaba de emocion, y eso se nota. A el tambien se le notaba tenso.
Al final me decidi y fui yo quien acercó mis labios a los suyos. Su respuesta no se hizo esperar: me rodeó con sus brazos y respondio a mi beso con otro beso tan sensual y tan profundo que ahi ya me mató de placer. No pude reprimirme y comence a quitarle la camisa.. el me desabrocho la blusa, tomó mis pechos en sus manos mientras no dejaba de besarme. Jamas me habian besado con tanta pasion, y estaba tan excitada que ya no podia mas.
Raul me tomo en brazos y me llevo hasta la habitacion.
Nos deshicimos de toda la ropa, nos tumbamos en la cama, y me tumbo boca abajo, mientras iba acariciando mi espalda con sus manos y con su boca. No puedo explicar lo que estaba sintiendo; era algo magico, algo que jamas habia sentido con nadie, ni siquiera con mi ex pareja.
Despues de recorrer todo mi cuerpo con dulces y suaves caricias, me dio la vuelta y me puso mirando hacia él. Me miraba con ternura y con deseo. Me besó con una pasion desenfrenada. Los dos estabamos muy excitados y ya no podiamos mas. Abrio mis piernas y me tomó con furia salvaje, y yo le respondi de la misma manera. Fué una explosion de placer que jamas olvidare.
Estuvimos toda la noche haciendo el amor. Creo que esa noche me enamoré de Raul como una niña de quince años.
Fue la noche mas hermosa de mi vida, por tanto amor, tanta pasion, tanta comprension, tanta dulzura....
A la mañana siguiente cuando despertamos abrazados, tomo mi cara con sus manos, me besó dulce y descaradamente y me dijo: "te quiero pequeña bruja"... Esta noche has conquistado mi corazon y deseo que sigamos con esto tan bonito que hemos comenzado hoy.... Yo le respondi: "No sé como me ha podido ocurrir esto, pero me pasa como a ti... esta noche conquistaste mi corazon y deseo seguir contigo....
Raul me dice: Yo si sé que es lo que nos ha pasado a ambos..
¿Que? le pregunté:
Que al fin nos encontramos...
almas gemelas nacimos separados..
pero hoy Dios nos puso en el camino
para que dejemos de estar perdidos...
Me acurruqué en sus brazos y asi estuvimos no sé cuanto tiempo....
Despues preparamos bocadillos para irnos al bosque. Raul queria sacar fotos de la primavera para seguir con sus cuadros, y yo estaba feliz viendo como él disfrutaba de aquella maravilla de la naturaleza.
Lo amo, y no puedo evitarlo... Hace ya un mes que estamos juntos durante todo el dia. He comenzado a trabajar con Raul en su sala de exposiciones y no nos separamos nunca.



2 comentarios:

  1. Es un relato que me ha enganchado. Y me ha gustado muchísimo.Creo que escribes mejor prosa que poesia. Y la música me encanta.
    Un beso. hay si que hechizas en tu blog

    ResponderEliminar
  2. Hola Milagros:
    Si te digo la verdad, he empezado a escribir prosa hace poquito tiempo. La poesia la escribo desde pequeña pero la prosa no. Un dia hace unos 6 años, escribi un cuento sobre la navidad, que por cierto, se me perdio en este mundo virtual, y no lo he vuelto a encontrar. Despues de eso, segui con la poesia, hasta hara unos 3 o 4 años que escribi dos cuentos, y desde entonces he escrito prosa de vez en cuando, y la verdad es que si no escribo mas es por pereza, ya que me cuesta bastante estar aqui sentanda frente al pc escribiendo relatos largos, asique los escribo cortitos. El mas largo que he escrito ha sido el de EL DESPERTAR DE ELISA, que esta aqui en el blog, y hasta ahora es uno de mis favoritos.
    Un besote y gracias por leerme.
    Nieves

    ResponderEliminar

Archivo del blog