martes, 20 de octubre de 2009

EL RUISEÑOR Y LA VIOLETA



EL RUISEÑOR Y LA VIOLETA


Un ruiseñor su melodia cantaba
muy cerca de una flor....
una dulce violeta....

Ella lanzaba al aire rico aroma
para su trovador que con su dulce canto
a la violeta ronda...

Y él sigue dulcemente
cantandole esa trova a su flor adorada
en la clara mañana donde el sol ya se asoma
a esa gran ventana
que es la madrugada...

Y le sonrie
a la dulce violeta
y con sus rayos, el rocio que reposa entre sus hojas
se torna como un hermoso diamante...
una piedra preciosa...

El ruiseñor sonrie a su flor amada
con sus ojos hermosos
como dos dulces perlas...
Y sigue entonando el dulce canto...
y sigue haciendola feliz a su violeta...

2 comentarios:

  1. Qué dupla más candorosa!!! Un ruiseñor y una violeta, vaya pareja! Qué imaginación tienes hija, yo estos días tengo a la musa de vacaciones y mi cerebro se haya vacío... jejejeje bueno es costumbre! Me ha encantado tu poema, como siempre, te dejo mi cariño, para ésta cántabra de esta otra...galaico-argentina! jajajaaa

    Un besote, Nieves!

    Sandra

    ResponderEliminar
  2. Holaaaaaaa Sandra guapa. pues nada chica, si tu musa se fue de vacaciones, dejala que se divierte. Quizas cuando regrese estara preparada para decirte al oido esas dulces palabras....
    Un beso fuerte. muakkkkkk
    Nieves

    ResponderEliminar

Archivo del blog